11 Mar 2018 - Mayor Maestra de Banda Teresa de Los Ángeles Luna: ¿Cómo es ser mujer en el Ejército?

mayor luna

Categoría: Novedades - Publicado el: 11/03/2018


Cuatro efectivas con altos grados en la Fuerza y responsabilidades de conducción contaron cómo desarrollaron sus carreras en una institución que durante muchos años fue exclusivamente masculina. 

 

Mayor Maestra de Banda Teresa de Los Ángeles Luna

Es directora de la Banda “Puerto Argentino” del Batallón de Comunicaciones 181 de la Tercera División del Ejército.

Desde chica se sintió atraída por la música. En su pueblo natal, Corzuela, en la provincia de Chaco, integró una banda Infanto-Juvenil dirigida por un músico suboficial retirado del Ejército Argentino.

“Para mí siempre fue una aspiración ingresar al Ejército aunque nunca imaginé que iba a incorporarme como ejecutante músico porque no había mujeres en el Servicio de Bandas Militares. Fui parte de la primera promoción de mujeres con una suboficial que ejecuta trombón en si bemol”, contó.

Luna tuvo que capacitarse durante muchos años y recorrer un largo camino para convertirse en Directora de la banda, espacio en el que hoy conduce a 39 músicos que ejecutan diversos instrumentos (madera, metales y percusión).

En su provincia natal se capacitó como ejecutante de trompeta. Luego, se graduó en la Facultad de Agroindustrias -en Roque Saenz Peña, Chaco- en la carrera de Física, Química y Mercelogía y posteriormente ingresó en el Liceo Militar General San Martín, como postulante a cabo músico en comisión.

Más tarde, en el Colegio Militar de la Nación se capacitó para ser Primera Directora de Banda Militar del Ejército Argentino. También cursó estudios de trompeta en el Conservatorio Nacional Carlos López Buchardo. A la vez, fue organista en parroquias ya que también es profesora de piano.

En 1995 se incorporó como suboficial, cabo primero músico del Ejército Argentino, ejecutante de trompeta en si bemol.

Luna cuenta que ser mujer en un mundo de hombres, en sus comienzos, fue “original”.

“Cuando ingresé, fue una prueba piloto. No existían Directoras de Banda Militar. La experiencia consistió en ir atravesando circunstancias que hicieron que los hombres fueran adaptándose a la conducción de una mujer. Hoy ya es algo natural”, dijo.

En una primera instancia estuvo a cargo de la banda de adolescentes de la Escuela de Suboficiales. Luego le otorgaron el cargo de Director Adjunto de la banda. Desde hace tres años tiene la posibilidad de conducir la Banda del Batallón 181.

Está casada y tiene dos hijas: María del Rosario, de 15 años y Guadalupe, de 10.



Volver Atrás