Reseña Histórica de la Banda Militar "Tambor de Tacuarí"

Reseña Histórica de la Banda Militar “Tambor de Tacuarí” del Regimiento de Infantería 1 “Patricios”

El regimiento de Infantería 1 “Patricios” nació con motivo de las invasiones inglesas en Septiembre de 1806. Contó entonces con 3 batallones y una banda de música de 20 integrantes. La crónica reseña la intervención de sus músicos de órdenes en la defensa de Buenos Aires en Julio de 1807.

La banda de Patricios, formada para acompasar la marcha de sus tres batallones y agilizar sus desplazamientos, tocó asimismo en las galerías del Real Colegio de San Carlos, antiguo cuartel de los Patricios, para disimular los murmullos de los Patricios que se reunieron en su interior.

La noche del 25 de Mayo de 1810, participó de los festejos en las galerías del Cabildo hasta muy entrada la noche, alegrando con sus sones los criollos allí reunidos. Intervino con sus músicos de órdenes en la campaña de Belgrano al Paraguay y allí dió su primera cuota de sangre en Tacuarí, donde el héroe de la jornada fue un joven de 12 años, que batió el parche de su tambor al frente de las dos compañías de Patricios que pelearon ese 9 de marzo de 1811.

Los sones que acompañaron el primer enarbolamiento de la Enseña Nacional en la Barrancas del Rosario, fueron dados por los músicos de Patricios empeñados en la Batería Libertad e Independencia.

Gregorio Aráoz de Lamadrid refirió su rataplán acompasado, guiando a los patriotas en la Batalla de Tucumán y Salta. El azul, rojo y oro de sus uniformes y el brío y el coraje de sus broncíneos sonidos estuvo en cuanta jornada de la guerra por la Independencia, donde la Patria jugó su suerte a la verdad de las armas.

Asimismo fue empeñada en la heroica resistencia de la Vuelta de Obligado y allí sus sones fueron Diana, Himno, Silencio y Oración, tocado bajo el intenso cañoneo.

El siglo XX la conoció insultando patriotismo a las múltiples generaciones de conscriptos que cumplieron su servicio militar en la histórica unidad. En el año 1996, se le asignó el nombre de Banda Militar “Tambor de Tacuarí” en honor a Pedro Ríos, el tambor de órdenes del Coronel Manuel Belgrano, cuyo espíritu aún vive en los corazones de sus integrantes.

En 1982 recibió al Santo Padre Juan Pablo II y participó desde entonces en múltiples festivales internacionales de Música Militar. Actualmente está compuesta de 2 oficiales, 1 Segundo Maestro de Banda, 47 suboficiales y 11 soldados, que hacen de esta Banda Militar una verdadera “Escuela de Carácter y de Músicos”.