Reseña Histórica del Comando de la IIda Brigada Blindada

Banda Militar del Comando de la IIda Brigada Blindada “Grl Justo José de Urquiza”

A partir del año 1939, la Guarnición Militar Paraná pudo contar en forma efectiva con un servicio de Banda de Música creada por SR inserta en BM Nº 11053 Primera Parte, de fecha 25 de febrero de 1939 y dependería desde entonces del Comando de la 3era División de Ejército, luego Comando de la 3era División de Infantería, Jefatura de Guarnición, hoy Comando de la IIda Brigada Blindada.

Anterior a dicho año, se oían los compases de música militar en forma muy aislada, gracias a una que otra visita de la antigua Banda del Regimiento 12 de Infantería.

Fueron integrantes de esta Guarnición Militar las Unidades 9 de Caballería, 10 de Caballería y el Regimiento 12 de infantería, siendo esta última Unidad, la que en el año 1914 trajo su Banda de Música cuyo director fue el Maestro AMBROSINI.

Las agrupaciones Boy Scout y Exploradores de Don Bosco tenían formadas sus Fanfarrias o pequeñas bandas de música, compuestas por niños que allí aprendieron música y que a la postre serían los futuros músicos, en su mayoría, de la actual Banda Militar de esta Guarnición, como de algunos Suboficiales integrantes de la que compuso posteriormente la II Brigada Aérea, con asiento también en Paraná.

Un sinnúmero de consecuencias merodean los informes de principio para poder hablar sobre la constitución de la Banda de Música Militar en nuestro medio. Los antecedentes por sí se han obtenido, más que nada, por la memoria de alguno de sus componentes, retirados unos, fallecidos otros, cuyos familiares fueron los que nos han aportado datos de mucho interés, por recabar informes fidedignos, y además, el personal que actualmente está en actividad.

La zona de Cuarteles de la Guarnición Paraná y también los primeros días del mes de mayo de aquél inolvidable año 1939, son los más fieles testigos de ese histórico grupo de músicos y aprendices, que se dejaban oír interpretando sones marciales de las marchas militares, y cabe destacar, que la primera de esas marchas fue BAHIA BLANCA.

Se avecinaba el día glorioso del 25 de mayo… se iba a actuar por primera vez ante el público… se intensifica todo… se prepara sin descanso todo… se intenta perfeccionar todo lo relacionado con el punto de mira que iba a ser la “Banda”, compuesta por dieciséis voluntarios, pero tan solo no se puede atemperar ese “enemigo” invisible que nacía de cada uno de esos dieciséis corazones que iban a dar calor de patria al pueblo: el propio nerviosismo.

Y llegado el día, el ansiado día 25, a las 06.30hs frente a la Catedral ubicada en la Plaza principal de Paraná, se ejecuta “DIANA” y la ciudadanía toda, (frente al mástil en que ascendía más blanca y azul que nunca, nuestra heroica enseña patria), saludada con palmas estruendosas, pañuelos y sombreros, la simbólica fe de libertad, de paz y de grandeza de sus paños y también, por qué negarlo, la actuación de aquél grupo de músicos militares propios, preparados en alguna Unidad con asiento en la Guarnición Paraná.

Cumplidas todas las ceremonias programadas y en donde la Banda era llama viva de cada una de ellas, se llegó al final del día del Aniversario, habiendo cumplido su deber en forma tal, que al día siguiente, los diarios de la ciudad, se encargaron de elogiarla. Entre superiores y Subalternos de la Fanfarria se cruzaban miradas de alegría con las pupilas empañadas por el triunfo alcanzado en tan poco tiempo.

Esta actuación de la primera Fanfarria fue como un imán… como un contagio… la puerta grande que se abría para el futuro aspirante a militar músico, pues, a partir del mes de junio, fueron muchos jóvenes más, los que se presentaban con aquella ilusión.

El primer desfile realizado por la Banda se llevó a cabo el 27 de mayo, es decir, dos días después de debutar ante el público. Se desfiló a CABALLO, con motivo de la visita a Paraná, del entonces Ministro de Guerra GENERAL MARQUEZ. El lugar elegido fue la Avenida Costanera, bajo un intenso aguacero y donde los cascos de los caballos, brillaban mucho más que los relucientes instrumentos.

Sin prejuicios de las formaciones oficiales, a partir de entonces y con un mayor número de músicos, se iniciaron las retretas en la Plaza 1º de Mayo. Se iba a caballo y siempre, antes de comenzar y después de finalizada la retreta, se daba una vuelta a la plaza ejecutando marchas de caballería. Soldados de la Fanfarria quedaban a cargo del ganado, mientras se llevaba a cabo la retreta.

En el año 1940 fue trasladado a Paraná el III Batallón del Regimiento 12 de Infantería, al cual se le asigno la Banda y con ella solía agruparse para formar un conjunto más numeroso.

Igual procedimiento se tomó luego con la Fanfarria del III Grupo de Artillería cuando el III/R.12 fue trasladado y vino en su reemplazo el Grupo mencionado.

A partir del año 1941 surgen en la Fanfarria, escasas novedades dignas de mencionar, pues en su mayoría son las de rutina, es decir, bajas; altas; pases; comisiones; maniobras; servicios propios e inherentes a la especialidad y otros completamente ajenos.

Llega así el año 1949 en que la Fanfarria pasó a depender del Comando D 3. Comienza aquí una época de recuperación en la parte musical y la Fanfarria se dedicó a un programa de Retretas en las distintas plazas de la ciudad. Los establecimientos educacionales, religiosos y deportivos comenzaron a solicitar en forma continuada nuestros servicios, a tal punto que se podrá decir que era más el tiempo que se estaba afuera que dentro del Cuartel.

Estos son los avales que se han tenido en cuenta para dar fe a la real historia de la Banda de Música Militar de la que nos ocuparemos a continuación, es decir, a la que actualmente pertenece al Comando de la IIda Brigada Blindada.

Se tiene conocimiento, por ejemplo, que aproximadamente en el año 1840 se encontraba en esta Guarnición el Regimiento 10 de Infantería, el cual tenía una Banda de Música, que más tarde se radicó en Paraná, el Regimiento 12 de Infantería que contaba ya con su Banda propia (no se ha podido precisar si este antecedente estaría relacionado con el tercer párrafo).

Y entramos ya en forma definitiva al año 1939 punto de partida oficial de la creación de la actual Banda de Música, que en esta Guarnición, tenía su asiento la Escolta y Servicio del Comando D 3; Batallón 3 de Comunicaciones; Batallón 3 de Zapadores Pontoneros; Distrito Militar32; Hospital Militar Paraná; un Destacamento del 6 de Caballería y la Intendencia de Guerra.

La Banda se alojaba en el 3 Batallón de Comunicaciones. En la Orden del Día de esta Unidad se publicaban novedades de altas, bajas, comisiones y servicios a cumplir por dicha banda.

De acuerdo con la S.R. inserta en el BM Nº 11053 –Primera Parte-, el Jefe del Batallón, Mayor D EDUARDO H VALETTE, hizo publicar un anuncio en el periódico “El Diario” de esta ciudad, solicitando músicos y aprendices para ingresar a la Fanfarria en formación.

La S.R. del BM Nº 11053 permitió que varios componentes de otras bandas de distintas Guarniciones solicitaran su pase para la que se iba a formar. El 13 de marzo, fue dado de alta el 2do Maestro de Banda JUAN JOSE FAMA. A su llegada comenzaron a firmarse los primeros contratos.

Con anterioridad se encontraba en la Unidad el Cabo Primero de Banda de Guerra TEOFILO OCAMPO, quien estaba encargado de reclutar aspirantes.

También se vio por el mes de marzo de dicho año 1939, acudir al cuartel un grupo de muchachos provenientes de los Boy Scout y de los Exploradores de Don Bosco.

Además, dicha resolución autorizaba el reclutamiento de personal técnico para la “Fanfarria” (primitivo nombre dado a la misma).

Ya en el año 1954 la Fanfarria fue elevada a la categoría de Banda. De ahí en delante de dedicó exclusivamente a sus funciones específicas llegando a formar en la actualidad un conjunto homogéneo y bien disciplinado.

La música es vida, y por su naturaleza, es el bálsamo invisible que reconforta las almas que tienen existencias imperecederas… es la llama inmortal, sublime, porque nació de una inspiración divina.